LA FIGURA DEL EVENT DESIGNER

La figura del event designer a la hora de organizar un evento hoy en día es crucial, ya que su función principalmente es de crear el concepto creativo que girará en torno al evento completo. 

En un evento podemos ver numerosos elementos que hacen que esta herramienta comunicativa logre alcanzar sus objetivos creando un ambiente concreto. Por ejemplo, iluminación, sonido, escenarios, photocalls, catering, etc. Sin embargo, la función del event designer es diseñar cómo va a ser ese ambiente que más tarde el event planner se encargará de lograrlo. 

En este cuadro visual, podrás encontrar más diferencias concretas entre ambos perfiles

Elaboración propia

Hay que tener muy en cuenta, y por supuesto tener claro, que todos los elementos que comprenden un evento, comunican. Todo está ahí por una razón. Y es importante saber para qué, por qué y si está cumpliendo sus funciones. 

Normalmente, esta figura está más asociada al mundo bodas, pero esta afirmación está lejos de la realidad. Sí es cierto que en el mundo bodas existe la figura de event designer, pero en la industria de los eventos, también. De hecho, fue un término que se acuñó dentro de las agencias para diferenciar los diferentes roles. El que diseña, el que organiza, el que evalúa, el que trata con el cliente y la agencia…

Si bien es cierto, que hoy en día muchas agencias tienen a una figura que realiza ambas profesiones a la vez, pero eso depende de cada agencia. También los hay que son freelances y trabajan para varias agencias. 

Al igual que un publicitario, el event designer es otra figura más en la que confiar el desarrollo de la personalidad de tu marca, ya que se encarga de que en cada detalle, tu marca tenga presencia. Por ello, siempre debe realizar un estudio previo a la marca, sus valores, sus objetivos y sus propósitos con el evento.

Existen diferentes especialidades dentro de la figura del event designer para eventos muy concretos, escenarios, bodas, decoración floral, etc. Por lo que su figura sirve tanto para mega estructuras, como para mini detalles. 

Como creativo, un event designer necesita desarrollar su creatividad, por lo que cualquier cosa no vale. Es decir, cada persona es un mundo y le puede inspirar una u otra situación, libro, película, etc. Pero es algo que tiene que entrenar. Hay que ver, oler, escuchar, tocar, sentir, pensar. Hay que preguntarse siempre el por qué. Y por supuesto, hay que trabajar intensamente y muy duro para ir alcanzando poco a poco la excelencia. 

Si desea conocer más en profundidad sobre este tema o quiere saber cómo puede ayudar a incrementar el valor del evento de su marca, no dude en ponerse en contacto con nuestro equipo

Fuente: 

  • Todas las imágenes son de eventos encontrados en Pinterest