Eurovisión 2018: una mirada técnica

Tras el éxito de Israel en la pasada edición de Eurovisión, es un momento perfecto para meternos en profundidad en los aspectos técnicos que conforman el espectáculo que vieron más de 180 millones de personas en todo el mundo desde sus casas, y un total de 11.500 personas que lo vieron en el propio HALL ALTICE ARENA, construido para la Expo 98.

Eurovision 2018 Staff

Una buena forma de analizarlo es a través de estos 10 puntos clave con los que haremos una completa radiografía técnica al Festival de Música más importante de Europa.

1. Eurovisión es un escaparate tecnológico para las mejores marcas del mercado. ¡Claro que lo es! No es de extrañar que algunas marcas como Osram quieran desplegar sus productos en esta cita anual. Se trata de una puesta de largo para muchos productos de última generación que quieren realizar su entrada en el mercado europeo y ésta puede ser una de las grandes puertas para ello.

2. La producción técnica, de la mano de M & M Production Management: La compañía fundada en 2006 por Ola Melzig y Joan Lyman, ha sido la encargada de construir el escenario de Eurovisión, que ha sido responsable de la construcción de otras muchas de las ediciones de Eurovisión y Eurovision Junior en los últimos años. La empresa lanzó un original diario de Eurovisión en el que se publican a diario fotografías de la construcción del escenario y en las que se cuentan anécdotas de todo el equipo.

3. 20 días de montaje, 72 horas de desmontaje: En el mundo de la producción de eventos, hay algunas claves relacionadas con la logística, el montaje y el desmontaje que casi siempre se cumplen. Y una de ellas está directamente relacionada con los tiempos para la construcción del escenario en relación a la disponibilidad del espacio, la adecuación del mismo y las facilidades existentes para que todo vaya según agenda. Aquí es donde el equipo de producción juega un papel fundamental en el desarrollo del evento, pues la formación y la experiencia ayudarán en la toma de decisiones correcta para cumplir con los plazos. En esta ocasión, para la construcción del set la empresa tuvo un total de 20 días de montaje (la llegada de material, adecuación del espacio y otras tantas tareas necesitan un total de 42 días, mientras que para el desmontaje el compromiso fue de tan sólo 72 horas. Y… ¡misión cumplida!

4. ¡Que no falte nunca la corriente eléctrica! Algunos datos referentes a la corriente eléctrica en esta edición de 2018 en Portugal son realmente sorprendentes. Por ejemplo, se instalaron un total de 7 grupos electrógenos de gran formato de tipo contenedor en modo Twin, de 400Kva cada uno. En términos de «cables» (sólo de corriente). Más de 40.000 metros de cable de corriente, 500 pasacables o 400 enchufes múltiples. Esto servirá de apoyo a toda la infraestructura técnica y consumo del show… ¡Sólo en iluminación la compañía asegura que consumían 850.000 watios!

5. Una única realización para todo el mundo: ¡Claro! Es la única forma de poder ofrecer una perfecta visión de todo el show para todos los hogares del mundo. Y es que además, el sistema de realización está perfectamente orquestado con cada actuación, cada intermedio, a través de escaleta, y compartiendo efectos digitales en directo para un show en el que no puede faltar el ritmo visual. Los micro cortes de señal, también sincronizados a nivel mundial, se corresponden con paradas técnicas donde se unen: limpieza del escenario, resincronización de la señal mundial, y lo más importante: dar paso a los patrocinadores. En 2018, el patrocinador principal es el propio Turismo de Portugal, y a continuación, cada televisión ofrecía sus patrocinadores nacionales (si los hubiera).

eurovisión 2018

6. Información al minuto: El Centro de Prensa. Como parte crucial de este festival está la permanente comunicación de todo lo que acontece desde la sede del festival a todos los rincones del mundo. Y es que el Press Center de Eurovisión este año ha congregado a casi 2000 periodistas procedentes de 80 paises, en una instalación de 750 puestos de trabajo permanente en un espacio acondicionado para que todos los profesionales se sintieran como en casa, incluidos servicio de taquilla, salas de entrevistas, mostrador de atención y mucho más.

7. Un equipo humano internacional: Aunque el 70% del equipo que trabaja en el Festival de la Canción de Eurovisión 2018 proviene de Portugal (siempre hay una gran apuesta por la producción local) personas de más de 12 países han trabajado en el evento de Lisboa, que incluye Ucrania, Bélgica, Suecia y Estados Unidos. La edición 2018 de Eurovision Song Contest ha tenido más de 700 personas trabajando en ella, incluido el trabajo crucial de más de 400 voluntarios. A esta cifra, Lisboa daba la bienvenida a los Jefes de Delegación de los 43 países participantes. La reunión anual en la Ciudad Anfitriona es un hito importante en la planificación del Festival de Eurovisión.

8. Sonido… ¡a diestro y siniestro! Hasta 20 puntos de voladura para más de 240 altavoces que sacarán un sonido perfecto en directo de más de 230 micrófonos (uniendo los de las actuaciones, presentadores, corresponsales, ambientales, …) controlados desde un total de 15 mesas de sonido

9. Iluminación: Además de usar prototipos de algunas marcas en cuanto a iluminación espectacular se refiere, el equipo de producción utilizó un total de 14 mesas de control de iluminación (algunas con sincronía) para controlar 300 universos DMX y 152000 parámetros memorizados durante más de 24 días de pre programación de todo el show. Según la organización, se controlan casi 2500 aparatos, y se utilizan casi 90.000 metros de cableado.

10. Un espectáculo… de peso: ¡Y tanto! 220 toneladas cuelgan del techo, y ha sido necesario un equipo de 45 riggers… los «superhéroes» de las alturas para que todo estuviese montado a tiempo.

Hay muchos más datos que compartir, y aspectos técnicos que comentar. Esperamos que los 10 seleccionados sirvan para lanzar una mirada profesional al gran trabajo técnico que se desarrolla en el Festival de Eurovisión.