EL VALOR DE TENER UNA AGENCIA DE ORGANIZACIÓN DE EVENTOS

Cuando hablamos de “tener una agencia de organización de eventos” nos referimos a mantener una continua relación entre anunciante y agencia. Es decir, saber que tu marca necesita un evento y acudir a tu agencia de confianza para que te realice el servicio. 

Creo que el valor real (y tangible) de tener una lo engloba una serie de aspectos que siento que son cruciales. 

  1. Soporte universal a todo tipo de necesidades de comunicación. Recordemos que un evento es una herramienta más de comunicación, por lo que hay momentos en los que es necesario que tu marca precise de varios tipos de herramientas para conseguir los objetivos marcados. Es por ello que, tu agencia tiene los medios suficientes para dar soporte a esas necesidades. Nunca dudes en pedirlo. 
  1. Confianza cíclica. Cuando las relaciones perduran, se crea un lazo de unión en el que la confianza maneja a su antojo ese apoyo incondicional. Al darse motivos para que yo, como agencia, confíe en ti, como marca, y viceversa, el flujo de trabajo y la calidad de ese trabajo pasa a ser bastante elevado. No se trata de querer mucho, se trata de querer bien. 
  1. Apoyo estratégico de la marca. El sector de la comunicación está estrechamente ligado al mundo de los negocios. De hecho, muchas marcas hoy en día basan sus estrategias en la comunicación. Es por esto, que tu agencia puede darte siempre una opinión sincera y honesta de lo que realmente tu marca necesita. 
  1. Fuente de recursos frente a imprevistos. Como hablábamos anteriormente, tu agencia tiene una fuente de recursos inagotables. Esos imprevistos, que, se quiera o no, acaban ocurriendo, suelen dar mucho dolor de cabeza, por lo que lo ideal es que permitas que tu agencia de confianza lo resuelva eficazmente. Esa confianza de la que hablábamos antes, permite que tu agencia sepa qué necesitas y cómo lo necesitas en el momento que lo necesitas. 

Puede parecer paradójico que este mensaje sea transmitido desde una agencia, pero realmente es un punto de vista analítico que solo intenta ofrecer una opinión sin tapujos sobre la relación entre marca y agencia. Creo firmemente que las marcas no perdurarían sin el trabajo que realiza la comunicación por ellas, por lo que están en todos los implicados crear una conversación real y honesta sobre dónde estamos y dónde queremos estar. Y aunque la situación en la que nos encontramos actualmente, entre una crisis económica y una crisis sanitaria, pueda hacer creer lo contrario, hay que seguir adelante y seguir..siempre seguir. 

#SiempreOn