ACABADOS ESPECIALES: lo básico de imprenta que debes saber

La creatividad es ilimitada, y más si hay técnicas que permiten expandirla en su totalidad. Lo apasionante del diseño es hacer un buen e ingenioso uso de todas las técnicas que existen, incluso llegando a reinventarlas. 

En este caso, nos gustaría hacer una pequeña y básica guía de los principales acabados que podemos usar a la hora de diseñar un packaging, una cartelería, folletos, etc. 

Lo curioso y mágico de la impresión es su forma de llevarlo a cabo. Son técnicas que proceden de otras técnicas milenarias. Es un proceso romántico.

  • Stamping: es una especie de película que se consigue con una estampación especial. El objetivo es un diseño con acabado metalizado en tonos dorados, plateados, bronces, o incluso holográficos.
  • Golpe en seco: diseño sobre un soporte con tinta que da lugar a una superficie tridimensional o con textura. En este tiempo de acabado se suele usar papel de mayor grosor.
  • Reserva UVI: se aplica tras el plastificado, completamente transparente. Proporciona una textura en relieve brillante. Normalmente esta técnica se aplica sobre una zona concreta de la impresión, consiguiendo diferentes efectos, y así destacar una información sobre el resto, aunque también sirve como protección para el producto.
  • Serigrafía: es un tipo de impresión que, sin importar el material, permite que el diseño no pierda calidad ni lo “ensucie”. Suele ser usado en diseños donde existen zonas donde no hay que estampar.
  • Tinta luminiscente: o lo que es lo mismo, tinta flúor. Una vez que se aplica se carga de luz y se proyecta en la oscuridad.
  • Barniz Offset: este barniz sirve como protección del producto impreso, sobretodo se recomienda cuando se imprimen fondos de color grandes que posteriormente se tienen que manipular o van a tener no mucho desgaste de uso. EI barniz protege un poco de los roces, rayaduras, huellas, etc.
  • Glasofonado o plastificado: es una película plástica que se adhiere al papel mediante calor, es un acabado posterior a la impresión que puede ser mate o brillo. El mate tiene un tacto sedoso muy especial y el brillante es el más común y utilizado. Es muy habitual para proteger los impresos y hacerlos más perdurables.
  • Encapsulado: es un plastificado muy rígido que encierra totalmente el impreso incluyendo por los bordes. Se utiliza generalmente para cantidades muy pequeñas. Debe sobresalir por fuera del documento para que permanezcan pegadas las dos caras del plastificado.

  • Falso relieve: se realiza a través de la aplicación de polvo de termorelieve. Inmediatamente después de la impresión y con la tinta aún fresca, se aplican estos polvos que quedarán adheridos a la tinta. Posteriormente se aplica calor con una especie de horno provisto de una cinta transportadora que lleva el impreso a una zona donde rayos infrarrojos aplican calor y hacen que la tinta fermente y aumente su densidad. AI secarse la tinta, esta quedará cristalizada y formará una superficie de relieve y sin dejar huella por detrás del impreso.
  • Troquelado: perforación del papel o material. Su función es meramente decorativa, puesto que permite ver el diseño interior.

¡Hay verdaderas maravillas!

No dude en contactar con su agencia de confianza para llevar a cabo sus ideas. 

#SiempreOn